UNA COLABORACIÓN QUE MARCA LA DIFERENCIA

Todo comenzó en 2004. La Wake Technical Community College quería ayudar a los jóvenes del sistema de acogimiento familiar a obtener mejores resultados mediante la educación y las oportunidades. Lenovo se unió al programa y aportó portátiles para que todos los estudiantes pudieran sentirse comprometidos y empoderados para lograr sus objetivos. 

Como proveedor líder de tecnología de educación a nivel mundial, Lenovo está profundamente comprometido a ayudar a los estudiantes y ofrecerles las herramientas que necesitan para alcanzar el éxito. Además, se enorgullece de jugar en casa: Raleigh (Carolina del Norte).

Lenovo y la Wake Technical Community College ofrecen nuevas oportunidades a los jóvenes de acogimiento familiar

DESAFÍO

En el ámbito nacional, el costo social del acogimiento familiar sigue creciendo, con un impacto que va más allá de los presupuestos, mientras las comunidades luchan por encontrar métodos con los que poder asegurarse de que este sistema cuenta con las oportunidades necesarias para que los estudiantes logren el éxito. Tras dejar el sistema a los 18 años de edad, el 50 % de los jóvenes del acogimiento familiar están desempleados a los 23 años. Tienen cuatro veces más posibilidades de recibir ayudas del gobierno y dos tercios menos de posibilidades de haber obtenido la secundaria o la certificación GED.

La comunidad Wake Tech ha sentido el impacto cerca de su hogar. El 40 % de la población sin techo del condado pasaron un tiempo en el sistema de acogimiento familiar. El 20 % de los jóvenes de este sistema están recluidos a la edad de 20 años, y las mujeres jóvenes tienen más posibilidades de quedarse embarazadas a los 19 años.

IMPLEMENTACIÓN

En 2008, para mejorar la vida de estos jóvenes sin ayuda, Wake Tech inició un nuevo e innovador programa llamado Fostering Bright Futures (FBF), que se basó en una iniciativa que ideó en 2004 el arquitecto Kenn Gardner, natural de Raleigh. Según Stephanie Lake, directora sénior del departamento de relaciones y administración de la fundación, el programa lo iniciaron, en principio, las corporaciones locales. Sin embargo, poco después, a medida que se corría la voz, se fueron sumando individuos de la comunidad. Varias agencias públicas también se unieron para ayudar a crear una estructura de apoyo completa para los niños que abandonan el sistema.

“Nuestro propósito era ofrecer a los jóvenes del sistema de acogimiento familiar tutorías, asesoramiento y orientación profesional, así como respaldo económico con el fin de que pudieran lograr sus objetivos educativos y su transición a adultos independientes”, señala Lake. “El programa FBF orienta a los estudiantes en su camino a la graduación y los ayuda a matricularse en la universidad”.

Además, Wake Tech se ha puesto en contacto con Lenovo en Raleigh (Carolina del Norte) para ayudar a ofrecer a los estudiantes de este programa la tecnología que necesitan para sacar el máximo provecho de las nuevas oportunidades que se les presentan. El equipo local de relaciones de Lenovo Community (Comunidad Lenovo) se ha comprometido a proporcionar portátiles y mochilas a estos estudiantes.

Lenovo dona los portátiles a la universidad, los estudiantes los reciben como préstamo y el departamento de IT de Wake Tech ofrece el soporte. “Al sistema de acogimiento familiar le hace mucha falta la tecnología móvil”, sostiene Lake. “No tienen acceso a Internet en casa. El recorrido en autobús hasta la escuela es muy largo y, a menudo, tienen que trabajar de noche. Por eso, necesitan tener cierta flexibilidad para poder estudiar a cualquier hora del día que les venga bien. Y, lo más importante, tener un laptop les hace sentir como unos estudiantes más. Esto es lo que cambia las cosas”.

“Estos jóvenes adultos se enfrentan a retos abrumadores”, señala Karen Ondrick, directora de comunicaciones y relaciones de la comunidad Lenovo. “Lenovo se enorgullece de formar parte de un completo programa de apoyo ofreciendo a estos estudiantes de Wake Tech la tecnología fundamental para lograr cualquier objetivo en la universidad”. En 2013, se nombró miembro del consejo de Wake Tech al vicepresidente de Lenovo en Norteamérica, Tom Looney (ahora jubilado), quien aportó su experiencia en la tecnología y en las colaboraciones públicas y privadas.

La coordinadora del FBF, Michelle Blackmon, trabaja con todos los estudiantes del programa y les asigna a cada uno un orientador voluntario, que suele ser un antiguo alumno del sistema de acogimiento familiar. Las relaciones que se forjan son sólidas y suelen continuar pasada la graduación. “La vida puede interponerse en el camino de los estudiantes del FBF”, declara Blackmon. “Por ejemplo, si pierden su casa, la universidad es lo último en lo que van a pensar, pero saber que tienen a alguien a quien poder acudir siempre que necesiten ayuda marca una auténtica diferencia”.

Los trabajadores del FBF se reúnen cada semana con una red de colaboradores locales sin ánimo de lucro para revisar el estatus de cada estudiante del programa. Una colaboración apoya a los jóvenes del sistema que ya son padres, y les ayuda a evitar repetir cualquier descuido. Otra proporciona a los estudiantes acceso a recursos como el alojamiento y el cuidado infantil.

IMPACTO

FBF ha atendido a 46 estudiantes desde 2008; en este tiempo, la inscripción anual se ha triplicado: de cinco estudiantes en 2008 a 15 en 2015. Además, el programa asesora a 35 estudiantes más que trabajan para graduarse en el instituto u obtener el certificado GED y, de este modo, poder cumplir los requisitos para poder matricularse en una carrera universitaria.

La tasa de retención del FBF es del 99 %, y la nota escolar ha subido de un 0,09 en 2008 a un 2,3 en 2015. El 80 % de los estudiantes del FBF trabajan a tiempo parcial. Desde 2016, siete han obtenido un título de grado de asociado, de los cuales cinco han empezado una carrera universitaria de cuatro años, y los otros dos prosperan trabajando en su campo de estudio.

Esto ha supuesto un impacto en la vida de muchos. Shana H., una madre soltera de 24 años, se prepara para obtener un grado de asociado en enfermería y la licenciatura de la Universidad Pública de Winston-Salem. Dyshon S., de 23 años, estudia para conseguir el grado de asociado en administración de empresas, y su plan es entrar en la Universidad del Este de Carolina con el objetivo de convertirse en auxiliar médico. Christy C. se graduó en mayo de 2015 y ha terminado su primer año satisfactoriamente en la Universidad Pública Appalachian.

“Cada paso que dan (su primer sobresaliente o su primer aprobado en un examen de matemáticas) es un logro importante para estos niños, ya que, en muchas ocasiones, se les ha dicho que no lo van a conseguir. Se quedan pasmados cuando se enteran de que las grandes empresas los respaldan, y les sorprende y enorgullece que una empresa grande como Lenovo se preocupe por ellos”, dice Lake.

“Nuestra labor preventiva consiste en tener un impacto positivo en la comunidad y evitar los costos económicos y humanos de la vida sin techo, la encarcelación, los embarazos a edades tempranas y el abuso de sustancias. Agradecemos a todos nuestros colaboradores que nos hayan ayudado a hacer todo esto realidad”.

Como proveedor principal de tecnología educativa a nivel mundial, Lenovo se compromete a las innovaciones que ayudan a las escuelas a forjar un futuro para los estudiantes, de uno en uno. Para obtener más información, visita www. lenovo.com/education o ponte en contacto con FBF en fosteringbrightfutures@waketech.edu.

Knowing they have one person they can go to whenever they need assistance makes a world of difference.

Michelle Blackmon, Coordinator, Fostering Bright Futures, Wake Technical Community College

6G Intel® Core™ i7
Sponsored by Intel®.