Ya no existe prácticamente nada que no puedas hacer online. Te puedes formar, conocer a tu futura pareja, aprender nuevas recetas, ponerte en contacto con amigos y familiares, colaborar con compañeros y un largo etcétera.

Tu trabajo diario no es ninguna excepción. Tu empresa, tus equipos y tú podéis disfrutar de las innumerables ventajas que ofrece el conectado mundo en el que vivimos y empezar a trabajar de forma remota inmediatamente. No son pocas las herramientas de colaboración online con las que puedes empezar. Sin embargo, a todas ellas les falta un ingrediente clave de la receta del teletrabajo: la inmersión. Para una pequeña empresa, la inmersión puede restar tiempo y esfuerzo a aquello que realmente lo necesita.

En un mundo lleno de soluciones que te permiten trabajar lejos de la oficina, una de las tendencias más desestabilizadoras es la adopción de nuevas tecnologías como la realidad virtual, que te ayuda a ahorrar tiempo y dinero en la implementación de una plantilla remota.

Hablamos con Mat Chacon, director ejecutivo de Doghead Simulations (una empresa de software de realidad virtual con sede en Seattle), acerca del futuro del teletrabajo y cómo puede beneficiar a los resultados de cualquier empresa. Doghead Simulations ha desarrollado una plataforma colaborativa de teletrabajo, llamada Rumii, que permite poner en contacto a los teletrabajadores en un único lugar, desde cualquier lugar del mundo, empleando la realidad virtual y trabajando como si todos se encontraran en la misma ubicación física.

¿Cuál consideras que es la solución más rápida para teletrabajar?

Mat Chacon: La respuesta es la realidad virtual. Aunque ambos conceptos (teletrabajo y realidad virtual) no son nuevos, es la aplicación del último en el ámbito del primero lo que presenta nuevas e interesantes posibilidades.

¿Cuáles serían algunas ventajas clave de cambiar a espacios de trabajo remotos o de realidad virtual para una pequeña empresa?

Mat Chacon: Todos los días utilizamos nuestra propia herramienta de colaboración de realidad virtual. De hecho, nuestra empresa está formada por una plantilla completa de teletrabajadores. Contamos con empleados en Estados Unidos, Brasil y Londres. Utilizamos nuestra herramienta para ponernos al corriente de la situación de la empresa, dirigir cursos, proponer ideas, organizar reuniones de ventas, realizar revisiones de código y colaborar en el diseño de nuevas funciones del producto. En realidad, en las 25 semanas que llevamos utilizándola para teletrabajar, hemos ahorrado más de 60 000 USD en gastos para viajes de negocios y hemos reducido nuestra huella de carbono en más de 61 toneladas métricas. Asimismo, hemos observado un aumento del 70 % en la productividad de las reuniones.

¿En qué tipo de sectores o empresas crees que funciona mejor el teletrabajo?

Mat Chacon: Esta es una tendencia al alza, especialmente, en el ámbito de la tecnología de la información. De hecho, el 45 % de los equipos de IT trabajan de forma remota por todo el mundodos de cada tres empresas de la lista Fortune 500 contratan ya a teletrabajadores. Esta es una tendencia que no va a desaparecer y la realidad virtual es el futuro del teletrabajo, ya que acaba con la simple, poco comprometida y frustrante experiencia de las herramientas de colaboración online existentes a favor de espacios de trabajo altamente envolventes que incitan la colaboración y la comunicación.

Casi todas las organizaciones cuentan con algún tipo de teletrabajador, ya sea por obra o a tiempo completo. La realidad virtual ofrece la oportunidad de realizar mejoras significativas en relación con la forma en la que trabaja el equipo. Tiene el poder de llevar la colaboración y otros aspectos de la comunicación, incluidos el teletrabajo con clientes y proveedores, al siguiente nivel. Al adoptar la tendencia ahora, podrás acabar con una serie de limitaciones, al tiempo que observas grandes avances en la productividad de tu empresa.