Amazon.com hace honor a su nombre. Es toda una amazona, una fuerza de la naturaleza que puede cambiar (y cambia) el entorno a su alrededor. 

Primero, el gigante del comercio electrónico zarandeó los grandes establecimientos comerciales y, ahora, está moviendo las bases de las pequeñas y medianas empresas. Estos son algunos de los métodos tecnológicos que puede aprender la comunidad de empresas pequeñas y, de este modo, beneficiarse de lo que Amazon ha creado.

La importancia del envío

No importa si dispones de una tienda física o una tienda online: si aceptas enviar el producto, los clientes esperan recibirlo pronto. Algunos comerciantes han establecido una tienda física de Amazon solo para encontrarse con una competencia directa. Sin embargo, las tiendas online y físicas pueden disponer de servicios de envío como Shipwire (parecido al de Amazon, pues ambos almacenan los productos y los envían cuando llega el pedido).

Por supuesto, solo hay que separar las mejores opciones de las habituales (FedEx, UPS o USPS). Para ello, prueba a mirar en iShip.com.

Ahora lo que se lleva es el “cashless”

Puede que el pago en metálico sea el mejor según la cultura popular, pero el nuevo estándar es el sistema cashless. Si no aceptas tarjetas de crédito en la tienda física ni online, estás dejando pasar una oportunidad empresarial. Traté este tema en un artículo para Forbes hace un par de años, y aún sigue siendo una publicación conocida: ¿Por qué no hay más empresas pequeñas que acepten tarjetas de crédito?(Intuit calcula que un 55 % de pequeñas empresas no aceptan tarjetas de crédito) [en inglés].

Echa un vistazo a Square (un firme aspirante para las empresas pequeñas), PayPalIntuit GoPaymentWePay y hasta Bitcoin, así como muchos otros cuyo propósito es ponérselo fácil al cliente. Los estudios sobre el sector de los pagos indica que el 66 % de las transacciones de TPV se hacen con plástico: tarjetas de crédito, débito o tarjetas regalo. Solo el 27 % de las compras se pagan en efectivo. De hecho, los estudios calculan que las ventas, en general, se desplomarán al 23 % en 2017.

En el pico de la curva

Actualiza el software de tu carro de la compra o tus servicios; y recuerda que ya no puedes limitarte a crear un simple botón “Comprar ahora”. Necesitas un chat en vivo, recomendaciones inteligentes (por ejemplo, como la sección “Los clientes que compraron este producto también compraron” de Amazon) y otras herramientas que mantengan a tus clientes ocupados y que almacenen dicha información para que puedas aprender sobre los clientes y atenderles mejor.

Ofrece una auténtica experiencia móvil

Vemos todos los días a la gente usar su smartphone para prácticamente cualquier cosa. En 2016, se espera que los pedidos por smartphone superen a los pedidos hechos desde el equipo. Si te preguntas si esto te afecta, recuerda que Google cambió sus criterios de clasificación para dar prioridad a las páginas mejor optimizadas para los dispositivos móviles. Por ello, se te puede penalizar si tu sitio no aparece rápido y con una buena presentación en el dispositivo móvil, y es posible que ni tu sitio ni tu empresa aparezcan en los resultados de búsqueda de Google. El comercio mediante el móvil solo es un paso más por este recorrido.

Puedes probar este sitio de forma gratuita con la herramienta de prueba de optimización para móviles de Google.

Ofrece un contenido más rico y redes sociales

Por supuesto, necesitas contenido correctamente redactado para describir un producto o un servicio, pero, a veces, los clientes quieren más detalles. Por ejemplo, fotos, videos y vistas tridimensionales y de 360 grados, para poder verlo desde distintas perspectivas. Si llevas esto a cabo adecuadamente, será más probable que se comparta tu información en las redes sociales: una forma de llegar a los clientes que crece cada vez más rápido. No es suficiente tener una cuenta de TwitterFacebookPinterest (o de Snapchat o Instagram: elige la que más te guste). Tu contenido debe estar creado correctamente y se tiene que poder compartir fácilmente. Elige una herramienta de comercio electrónico con la que puedas hacerlo, como BigCommerce o Shopify, que ya hemos recomendado en otras ocasiones.

Es posible que Amazon sea la opción de mayor peso, pero eso no quiere decir que sea la única. Puedes aprovechar estos métodos para conseguir ventaja con respecto a la competencia. Lee su sitio web detenidamente y toma nota. No pierdas la astucia, sé rápido y vende más.