Cuando hablamos de inteligencia artificial (IA), a muchos les viene a la cabeza un futuro inspirado en la ciencia ficción en el que los robots ejercen de sirvientes o asistentes personales.

En realidad, la IA no tiene nada que ver con lo que representan esas viejas películas sobre el espacio. En lugar de ello, se trata software integrado en los dispositivos electrónicos que usamos a diario.

Los tecnólogos parecen encontrar cada año nuevas formas de hacer que los equipos actúen más como los seres humanos. Pero ¿qué supone esto para las pequeñas empresas? Estas son algunas formas de usar la IA para mejorar el servicio de atención al cliente de tu empresa.

1. Mejora de oportunidades

Tus ventas de marketing saliente pueden obtener beneficios de un servicio de generación de oportunidades que utiliza datos públicos y privados para crear una lista de oportunidades cualificadas. Así, tu equipo de ventas se ahorra el tener que llamar a clientes potenciales que no vayan a fidelizarse. De esta forma, aumenta la productividad y mejoran los resultados.

2. Operaciones del centro de llamadas

Si pagas a un grupo de personas por responder al teléfono en nombre de tu empresa, la IA te puede ayudar. Los agentes virtuales de llamadas dirigen las llamadas y administrar las actividades rutinarias por una quinta parte de lo que cuesta un agente humano.

3. Análisis predecibles

¿Sabes cuántos productos quedan en existencias? ¿Tienes el personal disponible para administrar las demandas de los servicios de tu empresa durante la temporada de mayor actividad? Los análisis predecibles te proporcionan la información que necesitas para tomar decisiones factibles. De esta forma, podrás trabajar mejor con tu base de clientes.

4. Recopilación y uso de datos

Los análisis no sirven únicamente para predecir el comportamiento. Son muy útiles a la hora de ayudar a tu empresa a obtener la información que necesita para tomar decisiones correctas. Debes aplicar los análisis a todo lo que haces, desde las llamadas de atención al cliente que haces hasta las campañas de marketing en las redes sociales que despliegas.

5. Organizar la vida

Son muchos los profesionales que tienen dificultades a la hora de administrar los numerosos documentos, reuniones y correos electrónicos a los que deben enfrentarse cada día. La IA sirve para organizar todos los aspectos de tu vida, un método que te permite ahorrar tiempo y te ayuda a evitar que nada se quede en el limbo. Estas sofisticadas herramientas sabrán qué archivos debes preparar para una reunión, por ejemplo, y los recopila por ti.

La inteligencia artificial lleva la tecnología al siguiente nivel, lo que le da al software la capacidad para conocer y ajustar la información que ofrece. Esto ayuda a las empresas de distintas formas y, además, les permite reemplazar los trabajadores por jornal o asalariados por la tecnología. Si deciden mantener el personal, se puede utilizar la IA para ayudar a esos empleados en sus labores diarias, lo que les permitirá ahorrar tiempo y dedicar más esfuerzo a traer más trabajo.