Silicon Valley es conocido por sus disparatados espacios de oficinas.

Desde la copia del despacho oval en Github, hasta las 4 hectáreas (9 acres) de jardines sobre las oficinas de Facebook o la nueva sede con forma de nave espacial de Apple (valorada en 5000 millones de dólares), los espacios de oficinas parecen estar a la moda tecnológica hoy en día. Aunque esta tendencia parece tener más éxito en el ámbito tecnológico, existen motivos ocultos en estas estrategias que pueden ampliarse a empresas de cualquier tamaño. Aunque el espacio de oficina no es el problema más urgente al que debe enfrentarse tu negocio, tampoco es una cuestión irrelevante. Especialmente si tienes en cuenta que los empleados a tiempo completo van a pasar más del 25 % de su vida en dicho espacio.

Tu oficina puede contribuir a la felicidad de tu equipo y a aumentar su productividad más de lo que piensas. Quizás, nunca te hayas planteado que la configuración de este espacio pueda estar, de hecho, matando a tu equipo. Para bien o para mal, tu espacio de oficina ejerce una gran influencia tanto en el equipo como en su trabajo. A continuación, detallo seis factores de influencia importantes.

1. Actitud

Cada mañana, cuando tu equipo se levanta, lo primero en lo que piensa es en ir a la oficina. ¿Es ese pensamiento algo positivo o negativo para ellos? Aunque el equipamiento de la oficina no es el único factor que afecta a su actitud, disfrutar del espacio en el que pasas ocho horas diarias tiene una importancia significativa. Márcate un objetivo para convertir tu oficina en un lugar al que los empleados tengan ganas de ir.

2. Comunidad

Estudios recientes demuestran que el 51 % de los mileniales prefieren la interacción cara a cara en el trabajo. La forma en la que está configurada tu oficina puede influir enormemente en el establecimiento de relaciones dentro de tu equipo. La organización de la oficina puede fomentar el sentimiento de comunidad o desincentivarlo. Los espacios comunes, las mesas grandes y los espacios abiertos alientan la interacción del equipo.

3. Orgullo y participación

Cuando a tu equipo le gusta donde trabaja, se siente orgulloso de su lugar de trabajo. Un buen síntoma es que los empleados muestren a amigos y familiares su oficina. Gratifica a tu equipo con unas ventajas de las que puedan presumir ante amigos y familiares, e invítales a que hagan sugerencias sobre cómo podría mejorar el espacio. Ellos te recompensarán con su participación y con el cuidado del lugar de trabajo.

4. Posibles talentos

A la hora de aceptar una oferta de trabajo, las personas no solo tienen en cuenta la remuneración. También evalúan la calidad de vida en el trabajo. Esto significa que puedes estar perdiendo a personas que podrían haber aceptado el puesto de trabajo que ofreces, pero que han optado por un entorno que les ofrecía una mejor calidad de vida, incluso por un sueldo más bajo. Por otro lado, puedes atraer a personas muy productivas, simplemente, porque la calidad de vida que ofreces en el trabajo es mejor que la de otras empresas.

5. Excelente trabajo

Tu oficina puede convertirse en el reflejo del tipo de trabajo que esperas que tu equipo haga. Si las workstations de tu equipo están sujetas con cinta adhesiva, quizás no estés transmitiendo la excelencia que quieres exigir en el trabajo. Deja que tu oficina inspire excelencia, plasmándolo con tu inversión en el entorno.

6. Cómo se siente el equipo valorado

Cada día, puedes demostrar al equipo que lo valoras a través de la configuración de la oficina. Las personas se sienten queridas y apreciadas cuando les ofreces un espacio cómodo que mejore su calidad de vida. Si, voluntariamente, realizas arreglos agradables que, aunque cuestan más, mejoran las condiciones de los empleados en el trabajo, el equipo se sentirá valorado.

Sin llegar a tener que construir salas para masajes como en Google, comprender cómo tu oficina impulsa la productividad y la felicidad de tus empleados puede ayudarte a llevar a cabo dichas mejoras.

En Webconnex, nuestra oficina sufrió una transformación hace cuatro años cuando nos dimos cuenta de la importancia que el entorno laboral tiene en la felicidad del equipo. La oficina ha estado incluyendo mejoras para el equipo desde que la construimos. Sabemos que no siempre podemos controlar si alguien le gusta o no su trabajo diario, pero sí podemos asegurarnos de que les guste el lugar en el que lo desempeñan.